Calentadores infrarrojos: sin pérdida de energía para talleres, garajes, almacenes y edificios.

Calentadores de combustión directa: secado de espacios grandes, no aptos con público.

Calentadores de combustión indirecta: calefacción de todo tipo de locales de gran volumen.

Se recomienda tener una distacia mínima de 3 metros con la máquinas calefactoras en alquiler.